Hoy en día, los montacargas son una parte esencial en la operación de muchas empresas, por lo que la oferta de estos ha crecido con el tiempo y nos ha permitido contar con diversos tipos de montacargas. Debido a esa situación, es importante conocerlos para elegir adecuadamente.


Existen los montacargas eléctricos los cuales se alimentan con una batería compuesta de ácido y plomo. Son equipos bastante silenciosos y que no contaminan, así que resultan adecuados para espacios cerrados porque no provocan ruido ni un ambiente nocivo para trabajar.


Los montacargas de combustión interna o a gasolina pueden funcionar durante más tiempo gracias a que se les puede reabastecer de combustible, al contrario de los eléctricos que deben esperar a que se cargue su batería. Estos montacargas pueden usarse en ambientes cerrados por el bajo nivel de contaminación.


Consejos para elegir tu montacargas


Los montacargas eléctricos son primordialmente utilizados en interiores y en superficies lisas debido a sus llantas de goma. Son ideales para utilizarse en espacios con poca ventilación gracias a que no realizan emisiones.


En cambio, los montacargas de combustión interna ya sean a gasolina, diésel o propano, te proporcionan más fuerza y movilización más rápida en distancias largas.


Consulta tus necesidades, espacio de trabajo y horas de uso para poder elegir adecuadamente tu montacargas. Recuerda que en MAQMEN contamos con distintos tipos y servicios para cubrir tus necesidades a este respecto.